Después de años diseñando mi propia marca de ropa, con establecimiento en el emblemático barrio del Borne, de Barcelona, además de tener puntos de venta por toda España, decidí tomarme un tiempo para mis asuntos personales, y también para estudiar e investigar a fondo el aspecto sociológico, psicológico y artístico del mundo de la moda, con el fin de formarme más y mejor, tanto a nivel personal como profesional.

Un día, pasado este tiempo, alguien me preguntó qué era lo que más me gustaba hacer.  Cerré los ojos y, sin duda alguna, le contesté que:  cuando observo a la gente descubro que no hay personas feas, sino guapos de incógnito esperando revelarse.  Veo un enorme potencial de belleza en cada persona y discurro con facilidad cómo sacar el máximo provecho a las posibilidades de cana uno.

Utilizo mi experiencia y conocimientos en el mundo de la moda y el asesoramiento de imagen, como herramientas para ayudar a las personas a buscar ese aspecto de si mismas más acorde con lo que realmente son y sienten en su interior.  El fin es lograr que las persones manifiesten su mejor imagen de belleza y armonía, aquella que les haga sentir seguras, pletóricas y bellas.

Como creadora que soy, baso mi inspiración en una filosofía de vida optimista y positiva.  Me nutro de las fuerzas del universo, de la energía de las estaciones; del color y propósito que cada una de elles trae consigo.  Percibo todo ello que me rodea lleno de inagotables ideas que traduzco en moda, filosofía del vestir y creación de belleza.

Me apoyo en las tendencias de cada temporada, como medio para llevar luego a cabo mi propio y especial modo de hacer y crear tendencia.

A nivel personal, confío plenamente en el fluir de la vida y bebo de las fuentes de mi tiempo, interesándome por cuánto sucede en el mundo y compartiendo mis experiencias vitales, con la finalidad de llevar a cabo mi propósito de realización profesional y mi ofrenda al universo:

Crear de la belleza un hábito